Por seguridad, H&M cierra tiendas en Sudáfrica tras las protestas por un aviso racista
La cadena publicitaba a un niño negro con una prenda que rezaba "el mono más copado de la jungla".
"El mono más copado de la jungla", la imagen que H&M tuvo que levantar.

La cadena de moda sueca H&M -Hennes and Mauritz- cerró temporalmente sus tiendas en Sudáfrica, a raíz de las protestas registradas en el país contra un buzo tachado de racista.

La prenda en cuestión se vendía online por unos 8 euros. Y modelada por un nene negro, rezaba "Coolest monkey in the jungle" (El mono más copado de la jungla).

La empresa ya había retirado de la venta el buzo tras la polémica desatada por la prensa. Pero la cuestión empeoró cuando el sábado se desataron airadas protestas contra la marca de ropa.


El aviso de H&M del buzo con la leyenda "el mono más cool de la jungla". La prenda fue sacada de la venta.


En las acciones de protesta registradas el sábado no resultaron heridos empleados ni clientes, apuntó H&M a través de su cuenta en Twitter, pero pese a ello se ha optado por cerrar temporalmente los comercios por considerar prioritario garantizar la seguridad.

"Somos conscientes de los recientes eventos en varias de nuestras tiendas de Sudáfrica. Debido a la preocupación por la seguridad de nuestros empleados y clientes, hemos cerrado temporalmente todas las tiendas en el país. Creemos firmemente que el racismo y los prejuicios de cualquier tipo o forma, deliberada o accidental, son simplemente inaceptables", escribió la compañía en un comunicado, que es consciente de su "mala decisión" de utilizar a un niño negro para promocionar la polémica prenda.

"Hacemos hincapié en que el personal de nuestra tienda no tiene nada que ver con nuestra mala decisión", aclararon.

Tan pronto como se restablezca la seguridad se procederá a su reapertura, prosigue el mensaje.

El sábado se registraron protestas en seis comercios de esa cadena en Johannesburgo y otros puntos de la provincias de Gauteng, al parecer impulsados por el grupo izquierdista Economy Freedom Fighters, según informó el sitio sudafricano News24.

La cadena sueca retiró hace unos días la prenda de su inventario y pidió disculpas, en medio de las críticas aparecidas en las redes sociales y también entre figuras del deporte, como el jugador de baloncesto estadounidense LeBron James.

El artista canadiense Abel Tesfaye, líder del exitoso proyecto musical 'The Weeknd', decidió romper su colaboración con la empresa sueca en protesta por el anuncio.

H&M expresó en un primer comunicado su "comprensión" por la indignación creada por la imagen del niño y se comprometió a analizar lo ocurrido para impedir este tipo de incidentes en el futuro.

Sin embargo, el grupo sudafricano EFF consideró que las disculpas llegaron tarde y llamaron a actuar con contundencia contra los "comercios racistas".

Fuente: Agencias


 

Comentá esta nota