Por deudas impositivas, la AFIP denunciará a Máximo y a Florencia Kirchner por evasión simple
El ente recaudador les reclama el pago del Impuesto a las Ganancias e Ingresos Brutos por el patrimonio que heredaron del ex presidente Néstor Kirchner.
Florencia y Máximo Kirchner con más problemas en la justicia. Foto OPI Santa Cruz

Máximo y Florencia Kirchner deberán hacer frente en la justicia federal a una deuda tributaria que ya supera los $ 900.000.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió que los denunciará por evasión simple, al no cancelar la deuda que se generó con la Sucesión Néstor Kirchner, ahora devenida en el Condominio que lleva sus nombres.

La Cámara federal porteña determinó que ellos son los responsables de cancelar la deuda por no haber pagado Ingresos Brutos y anticipo al Impuesto a las Ganancias.

Con una herencia millonaria por parte de sus padres, que se compone de 25 propiedades, un vehículo, tres empresas con inmuebles propios y dinero en plazos fijos que se incorporaron a una cuenta que cuenta con más de 5 millones de dólares, los hijos de Cristina Elisabet Fernández de Kirchner tendrían el futuro garantizado de no ser por las diversas causas judiciales que enfrentan.

A raíz de las mismas el patrimonio familiar se encuentra inhibido, las empresas con interventores, los dólares embargados, y el vehículo a disposición del Estado para otorgarle un fin social.

En este complejo escenario, Máximo y Florencia Kirchner enfrentarán una denuncia de la AFIP que les reclama el pago de una deuda de $ 884.799: por el vencimiento del pago del IVA por $ 772.633,26 y $ 112.166 por el Impuesto a los Ingresos Brutos.

Al diputado nacional y a su hermana, se los acusará de evasión simple. Su falta de pago significó un embargo por parte del ente recaudador que se aplicó el año pasado en el marco de la causa Los Sauces, en la que la ex Mandataria y sus hijos están procesados por lavado de dinero y asociación ilícita, con un embargo general de $ 340 millones.

Todo comenzó cuando la AFIP le ejecutó a la Sucesión Néstor Kirchner una deuda de más de $ 880.000 por el vencimiento del pago del IVA y por Ingresos Brutos.

Máximo Kirchner denunció por esta situación a Raquel Moyano, la interventora que la justicia designó al frente de la cuenta de la herencia, señalando que ella tenía el dinero en la cuenta bancaria para saldar dicha deuda.

Pero el juez federal Claudio Bonadio quien intervino Los Sauces y la Sucesión, dice que quienes debían ser los responsables de hacer frente al pago que reclamaba la AFIP, eran los hijos de Cristina Fernández de Kirchner.

La postura fue respaldada por los camaristas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia, quienes en una resolución indicaron que la deuda "es de Máximo y Florencia Kirchner" y como tal, deben ser ellos quienes la cancelen.

Ahora, el ente recaudador decidió que ante una deuda que se volvió incobrable, presentará una denuncia por evasión simple.

La misma se hará una vez que finalice la determinación de oficio. Se llama así porque el sistema argentino de tributación "se basa en la autodeclaración del contribuyente, entonces la determinación de oficio es un recurso que se utiliza cuando la autodeterminación es insuficiente o errónea", explicaron fuentes oficiales a Clarín.

Para realizar este trámite, el organismo fiscal debe cumplir con una serie de pasos para asegurar el cálculo. Una cifra aproximada pero que debe detallarse aún más, es que con punitorios e intereses los hijos de Cristina Kirchner deben más de $ 900.000 y la AFIP está determinada a recuperar el dinero que no se tributó.

Las deudas de la familia Kirchner con el fisco se acumulan. Según la causa judicial, la ex Presidente y senadora debe a la AFIP $ 552.000 correspondiente al anticipo del Impuesto a las Ganancias.

La AFIP procedió con las correspondientes intimaciones y no descarta el embargo de la cuenta que tiene Cristina Elisabet Fernández de Kirchner en el Banco Nación, según confirmaron a Clarín fuentes de la causa. De esta cuenta se estaban debitando los fondos para hacer frente a otras deudas de la familia.

Asimismo, Florencia -que por deber 20.000 pesos de expensas casi fue desalojada en 2017- también incrementó otra deuda con la AFIP que era de $ 120.000.

Según pudo constatar Clarín, por el retraso del pago la misma asciende a $ 153.000. Al igual que su madre, por no hacer frente al pago, el organismo recaudador procederá al embargo de su cuenta bancaria.

Fuente: Clarín


 

Comentá esta nota