Las mejoras son bienvenidas, pero un fondo extra genera resistencias en Córdoba
La Provincia busca reforzar el fondeo para mejoras viales a través de un extra de 5 por ciento en el inmobiliario rural.
El gobernador Juan Schiaretti durante su segundo encuentro del año con los referentes rurales.
Sobre una emisión superior a los cuatro mil millones de pesos, la Provincia aspiraría a recaudar este año unos 3.600 millones con el Inmobiliario Rural, monto que podría verse aún más recortado debido al impacto de la sequía entre los contribuyentes.

De hecho, antes de que se abran las declaraciones de emergencia por este factor climático, en la cartera de Agricultura ya deslizan una ponderación de dos millones de hectáreas que sufrirán pérdidas, un tercio de toda la superficie agrícola cordobesa.

En medio de este cuadro salieron a escena las variantes de tomar fondos nacionales de las retenciones para nutrir un sistema de seguro multirriesgo (un eje todavía muy en borrador, no instalado en firme en la agenda interprovincial) y la de generar un aporte extra desde el Inmobiliario para mejoras viales.

Ambas ideas de "contabilidad creativa", en particular la primera, llevan la impronta del Gobierno provincial.

La segunda, de una contribución por mejoras (ahora con la pretensión de hacerse universal y abarcar a todos los contribuyentes), provino inicialmente desde un grupo de productores del norte cordobés, interesados en pavimentar algunas trazas.

En ciertos temas, como el programa de Buenas Prácticas Agropecuarias, Córdoba está siendo observada y aceptada como referencia por las otras provincias que integran el Consejo Federal Agropecuario (CFA).

Pero, cuando se trata de negociar recursos (de fuente provincial o nacional), todo se vuelve más complejo.

Desde el opositor interbloque de Cambiemos en la Legislatura provincial se advirtió que, con el actual contexto climático, no es el mejor momento para que la Provincia pretenda cobrar al agro una cuota extra destinada a otro fondo vial.

La idea fue anunciada la semana pasada durante el segundo encuentro del año entre el gobernador y sus ministros con los referentes rurales.

El consejo provincial de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria) fue el primero en anunciar que, por mandato de sus bases, no apoya el proyecto de un fondo extra.

Por esta vía, según la Provincia, se obtendrían 200 millones de pesos; otra suma similar la aportaría el Gobierno y esos 400 millones serían invertidos en mejoras mediante el uso de un polímero muy resistente de origen holandés, mezclado con tierra, como pavimento.

Coninagro dijo no entender la urgencia frente a ingresos que se verán diezmados por la contingencia climática, con lo que propuso diferir la decisión para más adelante.

Se planteó además que los consorcios camineros deberían ser los ejecutores a través del ripiado, que permite hacer más kilómetros en menos tiempo (Vialidad les reconoce unos 400 mil pesos por kilómetro, contra 700 mil que cotiza el mismo trabajo realizado por empresas constructoras, se advirtió).

En la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) se dijo que la hoja de ruta en estas reuniones de las entidades del agro con el gobernador Juan Schiaretti hace foco en la idea de encontrar "acuerdos previos, herramientas superadoras, con arreglos y mejoras más permanentes en materia de infraestructura".

Los ruralistas tendrán su próximo consejo el 6 de abril, en Laboulaye, y allí debatirán el punto.

Fuente: Agrovoz


Comentá esta nota