La Justicia decretó la quiebra de Oil Combustibles del empresario kirchnerista Cristóbal López
La decisión la tomó el juez en lo Comercial Javier Cosentino por el no pago de más de 8 mil millones de pesos en impuestos.
Cristóbal López y Fabián De Sousa.

El juez en lo Comercial Javier Cosentino decretó hoy la quiebra de la empresa Oil Combustibles, propiedad de Cristóbal López y Fabián De Sousa, quienes están detenidos por el no pago de más de 8 mil millones de pesos en impuestos.

En esta otra causa, el juez en lo Comercial dispone el "desapoderamiento de los bienes" de los empresarios y los activos quedan a cargo de la Justicia.

López fue procesado con prisión preventiva por administración fraudulenta tras haber evadido al fisco el pago de 8.000 millones de pesos en impuestos de la transferencia a los combustibles que su compañía petrolera Oil Combustibles recaudó, en calidad de agente de retención, a sus clientes.

El empresario kirchnerista utilizó ese dinero para financiar a otras empresas de su grupo.

Cristóbal López posee negocios en medios, petróleo y el juego, un emporio que se potenció durante los gobiernos de los peronistas Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Elisabet Fernández de Kirchner (2007-2015).

A Oil Combustibles, la empresa más importante, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) le había reclamado una deuda de unos 17 mil millones de pesos por no haber pagado durante el kirchnerismo el impuesto a los combustibles.


 

Comentá esta nota