Inhalo, exhalo: tres técnicas de respiración para combatir el calor y "refrescar" el cuerpo desde el interior
En verano, los días de temperaturas extremas y elevada humedad pueden tener consecuencias en la salud, ya que el organismo tiene que "trabajar" más para liberar calor a través de la transpiración.
Tres técnicas de respiración para combatir el calor y "refrescar" el cuerpo desde el interior. Foto: Getty Images

El calor extremo y la humedad del verano pueden tener ciertos efectos adversos sobre el cuerpo humano.

Es que la temperatura interna aumenta y el corazón tiene que trabajar más para liberar el calor: bombear más sangre a la superficie del cuerpo y eliminar calor a través del sudor.

También el sistema nervioso tiene que trabajar más para mantener el equilibrio, por lo cual puede producirse a veces fatiga, irritabilidad, deshidratación, agitación o afecciones más graves.

Las recomendaciones básicas por estos días apuntan a evitar la exposición directa al sol, usar sombrero, utilizar cremas de protección solar, llevar ropa cómoda y tomar abundante agua.

En días de calor extremo y elevada humedad se puede recurrir a ciertas técnicas de respiración para ayudar a refrescar el cuerpo.

A éstos podría sumarse "relajar la mente con meditación, y utilizar pranayamas o técnicas de respiración que oficien de 'refresco' en caso de permanecer en lugares cerrados o poco ventilados", explicó Sri Krishan Verma, director de Yoga de El Arte de Vivir, quien destacó entre las más apropiadas para estos fines Sheetali, Sheetkari y Chandrabhedi.


Sheetali

Sentarse cómodamente, sacar la lengua y doblarla como una cuchara. Inhalar por la boca, mantener la respiración y exhalar lentamente por la nariz. Se puede repetir este pranayama de cinco a diez veces.

Beneficios: enfría el cuerpo y ayuda a aplacar la sed.


Las pranayamas se suman a las recomendaciones de usar ropa clara y beber mucha agua. Foto: Getty Images

Sheetkari

Con la boca abierta, apretar los dientes y presionar la lengua contra los dientes. Inhalar. Cerrar la boca y respirar por la nariz normalmente. Se puede repetir el proceso de cinco a diez veces.

Chandrabhedi

Cerrar la fosa nasal derecha con el pulgar derecho. Exhalar completamente a través de la fosa nasal izquierda y luego inhalar a través de la misma fosa nasal. Cerrar la fosa nasal izquierda con el dedo anular y exhalar por la fosa derecha.

Repetir de cinco a diez veces: inhalando por la izquierda y exhalando por la derecha. Beneficios: tiene un efecto refrescante sobre el sistema nervioso y los nadis (nervios sutiles).

Es ideal, después del pranayama, recostarse boca arriba con los pies rectos y las manos a los costados. Esta postura relaja el cuerpo y la mente.


Otros cuidados para tener en cuenta



Cuando la temperatura es elevada, es importante mantener la mente relajada. Foto: Getty Images

"Cuando la temperatura es elevada, es importante mantener la mente relajada. Una mente estresada es un peso para el organismo -apuntó el especialista-. En lugar de quejarse  sobre el clima, es más saludable meditar y tomar respiraciones profundas".

Y agregó que al igual que cualquier actividad física, el yoga aumenta la temperatura corporal.

"Es por eso que no conviene hacer asanas (posturas) en exceso cuando hace mucho calor. Bien temprano en la mañana o por la tarde son los mejores momentos para hacer algunas posturas en esta época del año", recomendó.

Y finalizó con un consejo alimentario de cara a no sumar calor extra a través de la comida. "Se debe evitar la comida picante y reducir el consumo de té, café y azúcar; asimismo, evitar también los alimentos con grasa, ya que ponen una carga adicional en el sistema digestivo y el corazón. En contrapartida, es recomendable consumir grandes cantidades de frutas frescas y verduras y minimizar el consumo de alimentos no-vegetarianos".


 

Comentá esta nota