Múltiples formas y un solo objetivo durante el multitudinario paro de mujeres por el 8M en Córdoba
En el día de la huelga internacional, visibilizar la agenda de género y las desigualdades en los espacios laborales fue la prioridad. A través de inactividad total, acciones simbólicas o asambleas, se promovió el debate en diferentes ámbitos.
8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

Poner en debate las situaciones de violencia y desigualdad que sufren las mujeres en sus ámbitos laborales. Generar debates. Potenciar la escucha. Pensar soluciones. Juntas.

Con esas premisas, se desarrolló la jornada de paro de mujeres en Córdoba, en la que se buscó la creación de espacios reflexivos con modalidades tan diversas como efectivas, que fueron desde asambleas hasta paros por 24 horas, para luego participar de la marcha por el Centro de la ciudad.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

Desde la Intersindical de Mujeres de Córdoba, sostuvieron que, en un contexto económico regresivo, se requieren reformas laborales con cláusulas específicas destinadas a revertir la desigualdad que padecen las mujeres en sus espacios de trabajo: salarios un 27 por ciento promedio menores a los de los varones, dificultades de ingreso al mercado y trabas para acceder a puestos de jerarquía.

A eso se suma la carga de las tareas del hogar, históricamente invisibilizadas y no remuneradas, y que implican en muchos casos una doble jornada laboral.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

"En la Intersindical hay representantes de todas las centrales obreras, de la mano de sus mujeres, y será una gran promotora de transformaciones para la igualdad de las mujeres", afirmó Silvana Zanelli, miembro del colectivo sindical y de Ni Una Menos Córdoba.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

Andrea Machado, de la Asociación Gremial de los Empleados del Poder Judicial (AGEPJ), señaló que para las trabajadoras judiciales se decretó un paro de dos horas, con asambleas, para poner en común la situación de las empleadas.

"Tuvimos una jornada destinada a visibilizar la problemática, se entregaron pañuelos y volantes, y se colgó cartelería alusiva como parte de una campaña de concientización", describió.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

"La cartelería hacía alusión a frases que escuchamos alguna vez, y que aunque a veces se digan ‘en chiste’, tienen impacto, como sugerir que evitemos embarazos en oficinas en las que hay muchas mujeres jóvenes", apuntó Machado. "Aunque parezca que tenemos igual remuneración e iguales posibilidades de acceso, en la práctica hay concursos tan exigentes que se tornan más dificultosos".

En el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) se dispuso hacer asambleas de dos horas por turno en todas las reparticiones, incluso en las escuelas. En el caso de Policía de Tránsito, las inspectoras adhirieron a un paro total de actividades, con participación en asambleas de dos horas por turno.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

Las trabajadoras bancarias, en cambio, recurrieron al artículo 48 de su convenio colectivo de trabajo, que les habilita un día libre por mes por motivos femeninos.

"La consigna de la seccional Córdoba de La Bancaria fue que todas las mujeres nos tomemos el día femenino, previsto en el artículo 48, para no concurrir a los lugares de trabajo", contó Nancy Kuchen, secretaria general adjunta. Asimismo, se agruparon en la sede gremial para acudir a la marcha.


Sin actividad o con símbolos. En todo el mundo, las demandas por igualdad de derechos se realizaron a través de distintas modalidades. Foto: AP

"No todas las compañeras tienen garantizado por sus empleadores ese día, previsto en el convenio. Se trabajó mucho este año, y se hará lo propio el próximo, para que el próximo 8 de marzo sea un día de bancos sin mujeres", dijo. Afirmó que el acceso de las mujeres a cargos gerenciales es una de las principales dificultades.

La Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (ADIUC) llevó adelante un paro activo, con participación en asambleas y otras actividades relacionadas con la agenda de género.


8M: La movilización en Córdoba. Foto: La Voz del Interior

Similar fue la decisión de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), que habilitó a cada docente a establecer debates con compañeros, alumnos y padres. "Declaramos paro activo, para que cada docente en su lugar de trabajo pueda hablar sobre el tema con la comunidad educativa, discutir el asunto es una medida eficiente", señaló Zulema Miretti, secretaria general adjunta.

"La escuela tiene mucho por hacer, y tiene gran poder de transformación", consideró Miretti, y valoró la organización de las mujeres en la Intersindical. "Es muy valiosa la existencia de una intersindical con representantes mujeres de cada gremio, para hacer oír nuestras voces", concluyó.

La decisión de un paro de mujeres, que en muchos rubros y empresas se realizó sólo de manera simbólica -con cartelería o ropa de determinado color-, es otra manera de poner en agenda los debates urgentes sobre los derechos de las mujeres.

Fuente: La Voz del Interior


 

Comentá esta nota