Encontró una agenda con 150 mil pesos, dólares y cheques, y emprendió una larga búsqueda para devolverlo
En Neuquén, un joven no se resignó a dar con el propietario que perdió los bienes.
Joven devolvió dinero que encontró a su dueño en Neuquén.

Un joven encontró en pleno centro de la ciudad de Neuquén una agenda que en su interior guardaba 20 mil pesos, 600 dólares, dos cheques de 60 mil pesos y una chequera. Y emprendió una incansable búsqueda para dar con el dueño y devolverlo.

Guillermo Torre transitaba por la calle Salta, dirigiéndose hacia su trabajo -es empleado en un local del rubro gastronómico-, cuando vio a un motociclista al que, al acelerar, se le cayó una agenda negra.

Rápido, se acercó para alzar el pequeño bolso y corrió al descuidado conductor. Sin embargo, entre el ruido y la velocidad, luego de unas cuatro o cinco cuadras le perdió el rastro.

Entonces, el muchacho, de 26 años, pidió permiso en su trabajo en un restaurante para llegar más tarde. Decidió cambiar la rutina diaria, dedicándose a ubicar al propietario.

Primero, buscó alguna referencia entre los papeles y encontró un nombre. "Fui hasta el banco donde él hizo un depósito y tampoco pude encontrarlo", relató a Infobae.

La idea era pedir información o algún contacto, pero desde la entidad bancaria no pudieron brindarle ningún dato.

Luego, se le ocurrió llamar a una radio local para pasar el mensaje. Pensó que quizás el dueño se ponía en contacto. Pero nadie llamó, por lo que retornó entonces a sus tareas laborales, aunque no se resignaba a quedarse con el dinero.



Guillermo Torre devolvió todo el dinero que encontró en Neuquén.


Al terminar la jornada, decidió extender la búsqueda en su perfil de Facebook, compartiendo una foto del hallazgo.

Así, pudo llegar al objetivo pretendido: varias personas le escribieron para darle el número de la persona que buscaba.

Llamado de por medio, ambos acordaron el encuentro para entregar las pertenencias. Allí, el dueño le comentó que fue su socio de una empresa petrolera quien había perdido el dinero.

"Decidí devolver esa plata por que es la enseñanza que me dio mi familia, de devolver lo que no es de uno. He perdido cosas y sé lo feo que se siente perder algo. La desesperación que uno siente es horrible", contó Torre.

Aunque en las redes sociales le valoraron el gesto solidario, tras concretar la devolución, obtuvo una recompensa (2 mil pesos), que le ayudará a solventar las cuentas del mes: vive en un departamento alquilado y le están por cortar el teléfono por falta de pago.


 

Comentá esta nota